||| Karime Díaz |||

 

Transformemos el futuro

Todo comenzó cuando un par de jóvenes de 17 años enamorados, se enfrentaron a la vida. La casualidad los presentó una tarde en el centro de Cuernavaca. Él colectando con sus amigos números de teléfono de desconocidas en plaza de armas y ella, esperando encontrar la casualidad de su vida. Él consiguió el número de Bárbara a quien llamó 3 días después y empezó su historia. Luego de un par de citas, ella le confesó su verdadero nombre, Ana Karen. Tiempo después, a su hija menor  la bautizaron dándole el seudónimo con el que se conocieron. Las circunstancias los asaltaron por lo que pronto tenían la necesidad de salir adelante y luego serie de eventos desafortunados, encontraron una de las más nobles alternativas a los combustibles fósiles. Uno de sus secretos es no rendirse nunca e ir en contra de lo que el resto de las personas piensen.

Empezaron a colectar todo el aceite vegetal posible con sus conocidos y familiares. Pero el proceso que se empleaba para transformarlo en diésel, gastaba varios litros de agua convirtiéndolo en un muy poco sustentable proceso. Luego de pasar varias noches pensando en hacer más eficiente dicho proceso, Edgar logró idear un filtro que evita el gasto excesivo de agua. Una de las grandes ventajas de este es que de un material que es indispensable en las casas, restaurantes y hoteles se puede reciclar para convertirlo en un combustible de menor costo. Además, una de las grandes ventajas es que el almacenamiento es mucho más seguro que el diésel convencional ya que su punto de combustión  más elevado. Edgar ahora ha incubado su empresa, logrando que cada día más se impulse este proyecto que sin duda, tiene una solución a los problemas a los que se enfrenta México respecto a los combustibles fósiles.

El biodiesel se obtiene a partir de aceites vegetales y grasas animales y pueden sustituir por completo los combustibles convencionales con la diferencia de que esta es una energía limpia lo que significa que 100% biodegradable sin generar residuos tóxicos o peligrosos al ambiente. En la actualidad, varios de los países desarrollados han hecho hincapié en la necesidad de utilizar biocombustibles para atender la crisis energética que angustia al planeta.

Bioalter es una empresa de biocombustibles nacida en Morelos que actualmente busca desarrollar nuevos procesos y tecnologías amigables, a menor costo y que además es un proyecto que está impulsado por un gran sueño que no se dejara vencer por muy escabroso que sea el camino que se deba recorrer. Para mayor información, visita su página de Facebook y entérate de la serie de proyectos que están preparando para transformar el futuro.

Related Posts

Leave a Comment