||| Andrea Acevedo |||

 

Parece trillado y cansado repetir una y otra vez, con nuestro corazoncito panfletario, que ¡nuestro cuerpo es nuestro y de nadie más!, ¡Qué saquen sus rosarios de nuestros ovarios!, ¡Que si aborto sí, que si aborto no, eso lo decido yo!…

Ya son muchas décadas en las que nuestras ancestras, maestras, abuelas, precursoras feministas han salido a las calles, se han reunido con personas políticas y tomadoras de decisiones para buscar la despenalización del aborto.

Hay muchos que con desaire y muchísimo conocimiento de causa nos dicen: ¡Pues se pueden ir a la CDMX, allá ya está despenalizado! ¿¡Qué más quieren!? O la bonita frase: ¿Para qué quieren que aquí se pueda abortar?, si de por si hay unas que aunque tengan que ir a la CDMX, van mucho a cada rato, ¡Imagínate!

Frente a semejante circunstancia, cómo no seguir panfleteando las mismas frases de hace décadas, como no recordarles que usen condón, porque la neta tú que me lees seguro muchas veces no lo usaste o no lo usas. ¡Ah! Pero eso sí, a la hora de abortar, siempre las mujeres somos señaladas ¿y los hombres, dónde están?

Hace unos días, el gobernador de Michoacán propuso hacer una modificación al Código Penal Estatal para imponer una sanción de seis meses a un año de prisión a las mujeres que se sometieran a un aborto que cumplieran con tres circunstancias: que no tenga mala fama, que haya logrado ocultar su embarazo y que su embarazo sea fruto de una unión legítima; si no contaba con algunas de estas “atenuantes”, el castigo sería de hasta cinco años de prisión.

¿Qué no tenga mala fama? ¿Eso cómo se mide?, ¿y de verdad deberíamos frente a esto guardar el panfleto?, ante esto, cómo no gritar “Saca tus doctrinas de nuestras vaginas”.

Mientras el mundo o gran parte de él se oponga a nuestra libertad de decidir sobre nuestra vida, las consignas de hace años nunca pasaran de moda y siempre serán una respuesta.

Así, pues, hay respiraderos en este país de pocas posibilidades para que las mujeres decidan.

Y es el caso de la CDMX que el pasado 24 de abril cumplió 10 años garantizando la ILE (Interrupción Legal del Embarazo). Según datos del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), en 10 años casi la mitad de las mujeres usuarias tienen de 18 a 24 años, el método más usado es el medicamento misoprotol, 72.5 por ciento de las usuarias son residentes de la CDMX y el resto proceden del Estado de México, Puebla, Hidalgo, Morelos, Jalisco, Querétaro y Michoacán, el total de interrupciones realizadas es de 176 355 al 20 de abril 2017.

Son pocas las opciones seguras para realizarse una interrupción de manera, las mujeres que carecen de recursos son quienes se ven más afectadas poniendo en riesgo su vida en lugares insalubres, sin embargo, las mujeres que pueden pagar un servicio de calidad, pueden viajar sin problema a la CDMX, a otro país o tener acceso incluso en sus Estados a costos elevados con médicos particulares. Continúa siendo un problema de justicia social.

Por fortuna también hace algunos días el barco Women on Waves (Mujeres Sobre las Olas), estuvo en México en la costa de Guerrero ofreciendo este servicio, las mujeres zarpan el barco que se adentra en aguas internacionales y por regirse por leyes holandesas puede practicar a las mujeres abortos de hasta 9 semanas. Más información:  http://www.womenonwaves.org/es/page/650/who-are-we

Regresando a la CDMX, este año en la conmemoración de los 10 años, se observan dos posturas; la positiva que manifestó la Secretaría de Gobierno Patricia Mercado, quien puso sobre la mesa la posibilidad de iniciar a discutir ampliar la interrupción del embarazo a 18 semanas de gestación, pues una política pública tan exitosa, debe crecer para dar acceso a más mujeres, ampliando el plazo se abre mayores posibilidades para las mujeres víctimas de violación.

Y la menos alentadora que expresó la académica Martha Lamas, quien ve imposible que la despenalización del aborto se de en algún estado, que lo atribuye a las vecinas elecciones y a la desorganización de los grupos feministas locales. http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2017/04/24/politizacion-detiene-tema-en-estados

Lo anterior implica una reflexión profunda del tema en los espacios locales, pues estamos frente a un panorama poco alentador en el terreno de lo local.

Para cualquier mujer que requiera mayor información al respecto, pueden contactar vía redes sociales a Divulvadoras @Divulvadorx, mujeres jóvenes que se destacan por su trabajo en Morelos sobre derechos sexuales y reproductivos; son profesionales que podrán compartirles información laica, científica y libre de prejuicios sobre interrupción del embarazo.

 

Related Posts

Leave a Comment